Etapas del desarrollo
infantil: el autocontrol


Escrito el : 31 de Enero de 2018

Etapas del desarrollo
infantil: el autocontrol

Conoce algunas de las características de los niños entre 1 a 3 años asociadas al autocontrol y cómo manejarlo, basado en el artículo del Jardín Infantil Kids Town

La capacidad o dominio sobre uno mismo es algo que se aprende con el tiempo. Entre los 2 y 6 años, los niños y niñas se caracterizan por ser impulsivos, ya que están aprendiendo a tener noción del tiempo, están ensayando conductas y formas de actuar y, por último, sienten que son el centro de atención y esperan que otro cumpla sus deseos y expectativas.

Conoce, según un extracto de un artículo del Jardín Infantil Kids Town, las etapas del autocontrol, de 1 a 3 años:

12 a 18 meses: a partir de esta edad los niños empiezan a cooperar más e inicia el autocontrol. Es decir, ahora están más conscientes de lo que esperan sus padres de ellos y hay más posibilidad de que puedan obedecer voluntariamente las cosas que se les pide que hagan. Recordemos que, en estas edades, los niños quieren afirmar su independencia y en algunos casos desafiar los deseos de sus padres. Es mejor mantenerse ecuánime y ser realista en cuanto a lo que se espera de ellos. Por ejemplo, si el bebé empieza a actuar de forma descontrolada en un espacio público como una tienda o una iglesia, es mejor salir del sitio que intentar controlarlo.

19 a 24 meses: La capacidad de autocontrol del niño ha mejorado mucho. Está comprobado que puede manejar mejor ciertas tentaciones durante estos meses, como por ejemplo esperar a que todos estén sentados para abrir un regalo.

Algunas acciones del niño como salir corriendo hacia la calle mientras el adulto se detiene a cerrar la puerta con llave, o que toque una estufa caliente o el control remoto cuando se le diga que no lo haga empiezan a disminuir. Por esto, los recordatorios verbales son más eficaces, aunque aún puede que tengas que seguir una prohibición con una acción (por ejemplo, quizás debas poner el control remoto fuera de su alcance después de decirle que no puede tocarlo).

Por otro lado, el niño se sentirá más cómodo si se avisa con tiempo que hará otra actividad, antes de pedirle que interrumpa alguna placentera. Por ejemplo, decirle que irán al parque en un rato, puede marcar la diferencia entre una pataleta o irse de manera apacible. Mira más consejos sobre esta etapa en el artículo completo de Kids Town aquí.

25 a 30 meses: Las habilidades verbales del niño ya están mejorando en estos meses y también tiene un mayor dominio de sí mismo. El lenguaje es muy útil en este sentido; ahora puede expresar sus deseos sin necesidad de cumplirlos de inmediato.

Los niños también pueden utilizar el lenguaje para dirigir su propio comportamiento y decirse a sí mismo “Ten cuidado” una y otra vez al subir las escaleras. A esta edad, puede aprovecharse el deseo que tienen de ser “grandes” y competentes. Si se alaba la conducta madura (“¡Muy bien! ¡Guardaste los bloques solito!”) se motivará mucho.

Es importante al corregirlos en esta edad, concentrarse en el comportamiento, en lugar de regañarlos por ser “malos”. Explicarle por qué lo que están haciendo es incorrecto (“Cuando me gritas así me duelen los oídos”).

31 a 36 meses: Cognitivamente, los niños a esta edad están desarrollando su sentido del futuro y la habilidad para prever. Esto significa que esperar su turno o compartir un juguete empiezan a tener sentido para ellos, al darse cuenta de que en breve tendrán su oportunidad de acostar a la muñeca o manejar el camión de bomberos. Pero tal vez todavía haya que recordarles que pronto llegará su turno, para que puedan soportar lo que le parece una espera interminable.

También están empezando a desarrollar poco a poco la empatía, lo que les permite sopesar sus propios deseos y los de otra persona. Tal vez no siempre hagan lo adecuado (su hermanita podría llorar porque no la deja subirse al triciclo, y él nota que ella está molesta, pero aun así no la deja hacerlo porque él quiere dar otra vuelta). Pero al menos están empezando a moderar sus propios impulsos tomando en cuenta los sentimientos de otros.

Como ves, es una hermosa etapa de muchos cuidados y atenciones para nuestros hijos, que con paciencia y amor se pueden lograr. Descubre más características y consejos sobre el autocontrol en el artículo original del Jardín Infantil Kids Town.

Compartir en: